No demore la conversación: el diagnóstico temprano del Alzheimer puede hacer una gran diferencia

(BPT) - Después de 30 años como pintor de edificios comerciales, Mario Martínez, de San José, California, había tenido días como este antes, con largas horas bajo un sol intenso, haciendo una labor agotadora. Aunque amaba su trabajo, después de permanecer tantas horas al aire libre, ya estaba listo para regresar a su casa.

Mario se agachó para tomar su brocha, rodillo y lata de pintura. Y cuando miró atrás para ver lo que había hecho ese día, se detuvo. Sintió una opresión en el corazón, y supo que algo andaba mal.

“Mario llegó a casa y me dijo que había pintado el lado equivocado de las puertas del edificio”, recordó su esposa Verónica. “Fue algo alarmante pues llevaba muchos años pintando, y nunca había cometido ese tipo de error. Eso nos preocupó bastante”.

La pareja casada también recordó haberse dado cuenta de que Mario había estado algo olvidadizo en los últimos tiempos, pero ninguno de los dos habló del asunto. Sin embargo, una vez que los lapsos mentales de Mario comenzaron a interferir en su trabajo, llegó la hora de hablar.

El poder de la conversación

“Verónica me dijo que yo estaba pidiendo cada vez más ayuda”, añadió Mario. “Le respondí que se me estaban olvidando muchas de las cosas que ella me pedía hacer. Y mientras más hablábamos, más cuenta me daba de que tenía un problema. Estaba olvidando muchos momentos en mi vida y no disfrutaba actividades que antes me habían entusiasmado”.

La difícil conversación de la pareja dio como resultado la visita de Mario a su médico, quien finalmente le diagnosticó la enfermedad de Alzheimer.

Mario no es el único. Es uno de más de cinco millones de estadounidenses que padecen de Alzheimer, una enfermedad cerebral fatal que causa problemas de memoria, pensamiento y conducta. En los Estados Unidos, cada 65 segundos una persona contrae el Alzheimer y es la sexta causa de mortalidad en el país.

Pero, a pesar del creciente impacto del Alzheimer, muchas familias se debaten a la hora de analizar el problema. Una reciente encuesta realizada por la Asociación de Alzheimer’s, revela que el 72 por ciento de los estadounidenses participantes afirman que les resultaría abrumador hablar con familiares cercanos sobre el deterioro cognitivo. Sin embargo, sostener esas conversaciones difíciles pero importantes, lo más temprano posible, puede prevenir una crisis, y mejorar las opciones y resultados de salud.

Pedir ayuda

Para estimular y ayudar a más familias a analizar los problemas cognitivos lo antes posible, la Asociación de Alzheimer, en colaboración con el Ad Council, ha creado la campaña Nuestras Historias. Nuestras Historias presenta historias verdaderas de personas que notaron cambios cognitivos en un familiar, y tomaron el primer y difícil paso de iniciar una conversación.

“Es comprensible que muchas familias se muestren renuentes a expresar sus preocupaciones e iniciar una conversación, pero hay buenas razones para hacerlo”, aseguró Ruth Drew, directora de servicios de información y apoyo de la Asociación de Alzheimer. “Iniciar conversaciones con la mayor premura posible puede facilitar el diagnóstico temprano, que ofrece muchos beneficios importantes, como propiciar más tiempo para la planificación de cuidados críticos, un mejor control de la enfermedad, y darles a las personas diagnosticadas con la enfermedad una voz en su atención futura”.

El sitio web de Nuestras Historias (alz.org/nuestrashistorias) les ofrece a las familias herramientas y recursos como temas de inicios de conversación personalizables, una lista de señales de advertencia de la enfermedad de Alzheimer, beneficios del diagnóstico precoz, una guía de análisis descargable, y otros materiales informativos.

Independientemente de que esté notando cambios en usted o un ser querido, iniciar una conversación sobre el Alzheimer puede ser difícil, pero marca una diferencia notable y hay recursos para ayudar. Cuando algo parezca diferente, podría tratarse de Alzheimer y ahora es el momento de hablar sobre ese tema.

0
0
0
0
0